Oración de Curación Efectiva


¿Qué es la Oración?

 
  • Orar es comunicarse con Dios y espiritualizar el pensamiento.
  • La oración y la fe en Dios son el fundamento sobre el cual nos apoyamos en tiempos de problemas y cuando necesitamos consuelo. 
  • Mucha gente elige la oración como una herramienta para guiarlos a resolver problemas y obtener sanación.
A menudo los Científicos Cristianos basan sus oraciones en El Padre Nuestro, la oración que nos dio Cristo Jesús y en las lecturas inspiradas de La Santa Biblia.  En la Ciencia Cristiana hay muy pocos rituales de oración.  La oración silenciosa y El Padre Nuestro con el sentido espiritual dada por la Mary Baker Eddy en Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras, forman parte de los servicios de la iglesia.

El primer capítulo de Ciencia y Salud se titula "La Oración."  La primera sentencia declara,  “La oración que reforma al pecador y sana al enfermo es una fe absoluta en que todas las cosas son posibles para Dios, una comprensión espiritual de Él, un amor abnegado.”  

Comprender a Dios es la clave de la oración sanadora, porque si lo comprendemos a Él comprenderemos nuestra naturaleza espiritual como Su reflejo.  Dios es Bueno y como hijos de Dios todos reflejamos al bien.  Esta es una de las enseñanzas fundamentales de la Ciencia Cristiana.
 

¿Cuál es la clave para una oración efectiva?


El capítulo de La Oración por Mary Baker Eddy es un análisis muy sugerente de la oración y la forma en que nos beneficia a nosotros y a los que nos rodean. Ella habla de los motivos para orar y de cómo podemos orar eficazmente, usando a Cristo Jesús como el ejemplo máximo.



Al presentarnos El Padre Nuestro que nos dio Jesucristo, La Biblia dice, “Cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis. Vosotros, pues, oraréis así: 

Padre nuestro que estás en los cielos,
Santificado sea tu nombre.
Venga tu reino. 
Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.
El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.
Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.
Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; 
Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.”
                (Mateo 6:6-13)

Mary Baker Eddy nos da su sentido espiritual de El Padre Nuestro en la página 16 de Ciencia y Salud.
 
Padre nuestro que estás en los cielos,
Nuestro Padre-Madre Dios, todo-armonioso,
 
Santificado sea Tu nombre.
Único adorable.
 
Venga Tu reino.
Tu reino ha venido; Tú estás siempre presente.
 
Hágase Tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.
Capacítanos para saber que – como en el cielo,
Así también en la tierra – Dios es omnipotente, supremo.

 
El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy;
Danos gracia para hoy; alimenta los afectos hambrientos;
 
Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.
Y el Amor es reflejado en el amor;
 
Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal.
Y Dios no nos mete en tentación, sino que nos libra del pecado, la enfermedad, y la muerte.
 
Porque Tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos.
Porque Dios es infinito, todo poder, todo Vida, Verdad, Amor, está sobre todo, y es Todo.
 
“Para orar correctamente, debemos entrar en el aposento y cerrar la puerta. Debemos cerrar los labios y silenciar los sentidos materiales. En el santuario callado de las aspiraciones sinceras, debemos negar el pecado y declarar la totalidad de Dios. Debemos resolvernos a tomar la cruz, y con corazones honestos salir a trabajar y velar por la sabiduría, la Verdad y el Amor. Debemos "orar sin cesar". Tal oración es respondida en la medida en que llevemos nuestros deseos a la práctica. El mandato del Maestro es que oremos en secreto y dejemos que nuestras vidas atestigüen nuestra sinceridad.”  Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras, pág. 15:14

“El deseo es oración.”  Mary Baker Eddy


Respuestas a Oraciones Sanadoras


Las siguientes son ejemplos de sanaciones verificadas logradas por medio de la oración.  

Ver charlas sanadoras y testimonios